Elle.mx

Game of Thrones está de regreso, y aquí todo lo que nos trajo

La temporada siete de Game of Thrones marca el principio del final y te contamos todo lo que pasó en este primer episodio.

Por fin regresó Game of Thrones a llenar nuestros domingos de felicidad (y mucho drama) con su séptima y penúltima temporada, y los creadores no escatimaron en comenzar a darnos respuestas desde el primer episodio. SPOILER ALERT! Para aquellos fans que no han podido ver el comienzo, sepan aquí vamos a platicar de lo sucedido, así que NO SIGAN LEYENDO.

 

Comenzamos donde nos quedamos con Arya Stark, tras la exquisita venganza de descuartizar a los hijos de Lord Frey y servírselos en un pastel de carne, entramos a un festín convocado por ella misma con la cara de Frey donde envenena a toda su corte con vino, y deja a dos mujeres vivas para que cuenten lo sucedido. “El Norte recuerda”, dice Arya antes de partir. Cabe recalcar que, al seguir su camino, Arya se encuentra con Ed Sheeran cantando en el bosque. ¿Raro? Sí. ¿Por qué pasó eso? No sabemos.

 

Los hermanos, Jon Snow y Sansa Stark, están de regreso en Winterfell. Mientras Jon está planeando una estrategia para defender a su gente de los Whitewalkers, Sansa se muestra madura y llena de opiniones que le aconseja a Jon Snow escuchar. Y sí, Lord Beylish sigue intentando cortejar a Sansa para que se siente a su lado cuando tome el Trono de Hierro.

 

Cersei, Cersei, Cersei… su maldad la ha dejado sin aliados al norte, al sur, al este y al oeste, cosa que la he recordado su hermano (y padre de sus hijos), pero como buena hierba mala, no parece que se detendrá ante nada para hacerse de nuevas alianzas que busquen lo mismo que ella: acabar con todos aquellos que no estén de su lado.

 

Bran Stark por fin ha llegado al Great Wall, donde probablemente sea de suma utilidad como el “Three Eyed Raven”, e incluso pueda regresar a Winterfell con sus hermanos y decirle a Jon Snow lo que descubrió en una de sus visitas al pasado de su padre, Ned Stark.

 

Danearys parece ser quien lleva la delantera en la carrera. Solemne y rodeada de sus fieles, como Tyrion Lannister y sus tres dragones, navegan su flotilla de barcos hacia Dragon’s Rock, donde yace la montaña del dragon glass (arma letal contra los Whitewalkers).

 

Por su parte, Sam está sufriendo al tratar de convertirse en maestro en la biblioteca de la de la ciudadela de Oldtown. Una de las escenas más nauseabundas del episodio sucede cuando Sam está cumpliendo con sus tareas de limpieza que incluye vaciar bacinicas, lavarlas y servir comida parecida a lo que sale de las bacinicas al baño. GAG. Pero, con su usual persistencia, Sam usa sus noches para leer, y hace un descubrimiento que será de mucha utilidad para Jon Snow.

 

Aunque el episodio no haya sido tan violento o acelerado como muchos, la dosis de información se sintió justa, y como siempre lo logra Game of Thrones, ¡no podemos esperar al siguiente domingo!

Tags:

© 2014 TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS DE EXPANSIÓN S.A. de C.V.