Elle.mx

“Quiero estar contigo, pero sin ti”: la relación que quieres y nunca será

¿Alguna vez te han dicho que eres la persona ideal, que podrían funcionar como pareja pero no en este momento? No eres la única persona que ha pasado por eso.

¿Alguna vez has gritado en sueños sin poder emitir sonido alguno o intentado correr con todas tus fuerzas sin moverte del mismo lugar? La misma frustración, impotencia y desesperación se siente cuando la persona con la que estás saliendo te dice “Te gusto, me gustas y sí me veo contigo… pero no en este momento“.

Lo cierto -tan crudo como pueda ser- es que si no es ahora, probablemente nunca lo será. Nos basta una vida de ver películas románticas para saber que cuando se quiere se puede. Que no existe un momento ideal para el amor, llega cuando tiene que hacerlo y encajará en tu vida (y en la suya) sin forzarlo.

“Quiero estar contigo, pero no en este momento” es una cara más del “no eres tú, soy yo”, pero con un matiz más hiriente pues deja una luz encendida. A veces resultaría más fácil que nos rompieran el corazón para poder vivir el duelo por completo y así superar a esa persona. Pero, cuando nos dicen que ahora no, pero tal vez después ¿qué se supone que hagamos? ¿Esperar? (por supuesto que no) ¿Poner los sentimientos on hold? (ojalá fuera tan sencillo)

via GIPHY

Si estás en medio de una situación así o has pasado por esto, también sabrás lo difícil que es renunciar a la idea de hacer que esto funcione. Finalmente, si se encuentran en ese punto es porque la química existe, la pasan bien juntos y sí, se quieren. Los sentimientos son reales pero falta un último elemento para hacer que la ecuación funcione: compromiso.

Me encantaría decir que hay una fórmula para lograr que esto suceda, lamentablemente, solo existe una manera correcta de actuar y ésta es respetar la decisión de la otra persona de no estar con nosotros. Apaga esa velita que ha dejado prendida en ti, porque si te aferras al pasado y a lo que nunca fue, no permitirás que el futuro llegue con plenitud.

Llóralo, súfrelo y sácalo de ti. Aléjate de él porque la fuerza de la atracción excede a la razón, no se combate, se siente, y la única manera de difuminarla es con distancia. No lo esperes, vive y permítete enamorarte de alguien más. Los tiempos del destino son sabios, lo que deba ser será y si en el futuro la vida los une de nuevo, en otras condiciones, puede que entonces, solo entonces, sea el momento.

 

via GIPHY

Tags:

© 2014 TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS DE EXPANSIÓN S.A. de C.V.