Elle.mx

“Lo que nadie te cuenta de ser fashion blogger, no todo es color de rosa”

En esta tercera parte les quiero platicar del difícil mundo de la moda, de las críticas, de que no todo es color de rosa, de la gente mala vibra que te encuentras en el camino y de cómo ir sobrellevando todo. Al final de cuentas aprendí que lo más importante es amarme a mí misma, valorarme, trabajar duro, ser perseverante y disfrutar de ser blogger.

El mundo de la moda es difícil, tanto si quieres entrar en él como diseñador, modelo, editor o como en mi caso blogger. Me gusta ser realista, siempre lo he sido por la forma en como ha sido mi vida y  todo lo que les cuento en éste espacio es desde mi experiencia y con total sinceridad. Sé que no para todas ha sido igual entrar en éste mundo poco amigable, pero en mi opinión si no conoces gente, si no tienes los medios económicos y si tu familia no es conocida en el medio de la moda o en el medio social todo cuesta el doble. Por desgracia, yo no entraba en ninguna de esas categorías cuando inicié MODA CAPITAL así que tuve que pasar por mil cosas antes de llegar hasta donde estoy y ustedes me puedan leer aquí en Elle.

Llegué a tener un blog como trabajo por casualidad porque en realidad nunca lo busqué, estaba feliz con los frutos que estaba dando después de trabajar duro en él durante tres años y estábamos más felices con tantos lectores y gente linda que a diario nos dejaba comentarios. Llegaron los primeros viajes; primero a París, luego a Brasil y más tarde a Nueva York. Recuerdo muy bien que esos fueron los primeros viajes que tuvimos Guillermo y yo con el blog y con los que en cierta manera nos empezamos a dar a conocer más. Además de los viajes, marcas de moda, belleza y estilo de vida nos empezaron a buscar para colaborar con ellos. Como era natural, los primeros pasos los íbamos dando poco a poco con pruebas y errores. Íbamos aprendiendo en el camino junto con todos los que estaban a nuestro alrededor.

Con las alegrías también llegaron las críticas sin fundamento, las envidias, las malas vibras y muchas cosas negativas que la gente del medio y de fuera te dice o hace porque no les gusta verte crecer. Me daban duro y con todo pero no íbamos a dar marcha atrás. Ya estábamos en esto e íbamos a afrontar todo. En cierta manera yo me lo busqué al exponer mi vida privada y hacerla pública. Es obvio que no le iba a caer bien a todo el mundo ni a todos les iba a encantar mi estilo. Pero creo que el no tomarse todo tan a pecho y tomar las cosas de quien vienen son los mejores consejos que aprendí y que después de un tiempo puedo dar. Hay que verle lo positivo a las cosas y ver que siempre gana lo bueno.

Les platico esto porque sé que en todos los ámbitos suele suceder algo parecido, la gente te juzga primero por cómo te ve y por lo que traes puesto, es triste pero es cierto. Yo amo la moda y a eso me dedico pero nunca voy a dejar que un bolso caro hable por mí y sea mi cualidad más importante como humano. Si bien es cierto que el aspecto es importante, también creo que no lo es todo. Creo que todo está en el balance de las cosas y de la vida. Hay que aprender a querernos, a aceptar nuestro cuerpo y a remediar todo lo que no nos gusta, hay que tener determinación, coraje, valor y sobre todo hay que trabajar duro para conseguir lo que sea.

Algunos caminos son más difíciles que otros, pero a fin de cuentas todos te llevan hacia un lugar al que quieres llegar. Nunca te rindas en ese camino, aprende al andarlo y nunca des marcha atrás hasta haberlo recorrido y encontrar eso que te hace feliz. Sea lo que esto sea ☺

Tags:

© 2014 TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS DE EXPANSIÓN S.A. de C.V.